domingo, 19 de julio de 2015

La mandarina (Alan Amorfini)


de Gabriel Martino



Saborear una mandarina apetitosa
no es cualquier cosa.

Mirar asombrado
su color anaranjado
y sentir su intenso aroma
de fruta recién cortada

Esto no es una pavada!

¡Quien pudiera diariamente
comer una fruta fresca
aunque a nadie le parezca !

Compartir carnosos gajos
es motivo de agasajo.

Su planta nos embellece;
con hermosas flores blancas
dibuja lindas estampas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario