lunes, 31 de marzo de 2014

El baile (Irène Némirovsky)









Irène Némirovsky
(1903 - 1942)

Irène Némirovsky nació en Kiev el 11 de febrero de 1903. Era la única hija de un rico banquero judío ucraniano.
Irène fue educada por una institutriz francesa de modo que el francés fue prácticamente su lengua materna; también hablaba ruso, polaco, inglés, vasco, finés y yiddish.
En diciembre de 1918, la familia de Irène escapó de la revolución rusa y permaneció un año en Finlandia.
En julio de 1919, llegaron a Francia. Irène se licenció en Letras en la Sorbona.
En 1926 se casó. Tuvo dos hijas.
En 1929 publicó, con gran éxito de crítica, su primera novela. En 1930, con la publicación de El baile, Irène Némirovsky era una escritora en lengua francesa reconocida en la sociedad francesa; sin embargo, el gobierno francés de Vichy, rechazó su petición de nacionalización en 1938, en una actitud de antisemitismo. Finalmente, el 2 de febrero de 1939, ella y toda su familia se convirtieron al catolicismo. Aún así, ella y su marido tuvieron que llevar la estrella amarilla.
A pesar de tener amigos como Jean Cocteau y de Joseph Kessel, no pudieron evitar que la internaran en el campo de concentración de Pithiers, y luego fuera deportada a Auschwitz, en donde murió de tifus el 17 de agosto de 1942.
Poco después, su marido también fue arrestado y deportado a Auschwitz y, al poco tiempo de llegar, asesinado en la cámara de gas el 6 de noviembre de 1942.
Irène Némirovsky dejó una docena de libros escritos en su corta vida. Cada uno de ellos brilla como una obra maestra.

EL BAILE

Irène Némirovsky (Kiev, 1903-Auschwitz, 1942) mostró desde muy joven un talento excepcional. Con 27 años de edad, saltó a la fama con esta breve joya literaria sobre la venganza de una adolescente, editada en Francia en 1930.
Instalados en un lujoso piso de París, los Kampf poseen todo lo que el dinero puede comprar, excepto lo más difícil: el reconocimiento de la alta sociedad francesa.
Así pues, con el propósito de obtener el codiciado premio, preparan un gran baile para doscientos invitados, un magno acontecimiento social que para el señor y la señora Kampf supondrá, respectivamente, una excelente inversión y la soñada apoteosis mundana. Pero en casa de los Kampf no todos comparten el mismo entusiasmo.
Herida en su orgullo por la prohibición materna de asistir al ágape, Antoinette, de catorce años, observa con amargura los agitados preparativos del baile y siente que ha llegado la ocasión de enfrentarse a su madre, afirmarse a sí misma y realizar su propia entrada en la edad adulta.
Con un breve gesto, tan impulsivo como espontáneo, provoca una situación absurda que culminará en un final dramático y revelador. Dotada de una afilada percepción psicológica, Némirovsky condensa en pocas páginas una historia donde la difícil relación madre-hija y el ansia de reconocimiento social se funden con la pasión por la vida y la búsqueda de la felicidad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario