jueves, 25 de mayo de 2017

Versiones de un poema de Adela Basch: Mi confesión misteriosa (Elías Arricarte)


                                                                                                  daniela beracochea


Si alguien me abrazara
aquí, ahora
en este instante en que me voy
sobre la mañana
de un río dorado

Si alguien me quisiera
mi responsabilidad
sería quererlo

¿Qué es el amanecer sin sol?
¿qué espero de una persona sin conciencia?
Sea lo que sea
nunca lo descubriré

¿El mundo es lo que se llama vida?
¿que no quiere aceptar su destino?

Ni el dios más poderoso
podría hacer que no sienta nada
lo que ha pasado
no tiene antecedentes
aquí, donde alguien murió
en el fluir de las corrientes de la vida

junto al silencio del viento

Cualquier cobarde huye
yo también creo que los milagros existen
para que una flor se fije en mí
tendría que ser el sol

el río sabe que me encanta nadar en invierno
una rosa frágil y fuerte
no sabe que la amo
pasa frente a mí y no se da cuenta

Entre los árboles la veo
el momento en donde ella me hechizó
con que me vea
yo hago subir la marea

en el umbral del río
siento que me transformo
cielo del río en el que vuelo
la niebla no me deja ver
y los compañeros que veo son grisáceos
de no haber escrito esta poesía
no hubiera sido liberado

II

Otoñea en la isla
después de un largo verano
el río cruje
del otro lado del mundo
el agua se evapora
al pensar que me mira
y espero que ella me entienda

Elías Arricarte
1B

No hay comentarios:

Publicar un comentario